Vacaciones de una diseñadora autónoma

Vacaciones de una diseñadora autónoma

ORGANIZACIÓN

AQUÍ OS DEJO MI HORARIO DE VERANO
¡¡ESPERO QUE PARA VOSOTROS TAMBIÉN SEA UN VERANO ESTUPENDO!!

PINCHA EN EL LOGO DE AIRBNB PARA RESERVAR ALOJAMIENTO CON MI ENLACE DE REFERIDOS

Los amigos que se registren en Airbnb utilizando mi enlace recibirán un descuento del 25€ en su reserva de alojamiento. 

¿SER AUTÓNOMO Y TOMARSE VACACIONES?

Es cierto que siendo autónomo prácticamente nunca desconectas del trabajo, 24/7 tienes que estar disponible o pendiente de algún aspecto del negocio, o eso creemos… Yo opino que hay que saber dividir y parcelar tu tiempo, no puede ser que te absorba tanto el trabajo que no puedas hacer nada más. Si bien es cierto que para mí los primeros meses han sigo jornadas de entre 10 y 12 horas muchos días, me niego a que eso sea así para siempre, obviamente va a haber ocasiones en que sea así, pero no debe dominar nuestra rutina. Establecer horarios, y hacer que nuestros clientes los entiendan y respeten es fundamental.

Tras unos meses intensos con el comienzo de mi actividad como autónoma y ya habiendo atando cosas de cara a después de verano todo se ha relajado, el trabajo habitual fluye, los proyectos que vendrán ya tienen organizado su horario para ir desarrollándolos… y aunque por el camino van surgiendo cosas inesperadas, como más trabajo (lo cual nunca está mal) …y yo he decidido que también merezco un descanso y he organizado mi calendario para poder coger algunos días para respirar.

Todos necesitamos tiempo para nosotros y para descansar, para “recargar las pilas” que decimos ahora y aunque yo no me voy a ninguna parte hasta septiembre, si que me quedo conmigo misma y tengo ya planes para esos ratos de descanso del trabajo, hay bastantes cosas que me apetece hacer: leer, ver alguna serie, retomar mi contacto con la música, volver a hacer yoga, y para ello también hay que organizarse.

PLANIFICAR Y ESTAR CON UN OJO ABIERTO

Obviamente en esos días de “cierre” no voy a desconectar al 100%, sería creo que algo irresponsable por mi parte, ya que podrían llegar mails importantes con nuevas propuestas de trabajo (y aquí es muy importante contestar lo antes posible, aunque sea para agendar la cita o la contestación para la siguiente semana), trabajos urgentes, redes sociales que tengo programadas que fallen…, en fin, que si que en esos días leeré mi correo como hago habitualmente cada mañana para cerciorarme de que no hay nada urgente y si lo hay poder resolverlo, y si no lo es tanto poder contestar y agendar ese trabajo/propuesta/presupuesto contestando a quien sea que le contestaré en unos días.

Por otro lado está que nadie hace el trabajo por ti, así que yo ya he adelantado cosas, adelantar lo que se publicará en redes sociales de mis clientes y programarlo, preparar contenidos para redes sociales y blogs es algo que es relativamente sencillo, así que en esta casilla “check”.

UN VIAJE

En septiembre sí que me voy de viaje y se viene un viaje muy guay… me voy a París! Ya tenemos los billetes y el alojamiento (voy con dos amigas) y aunque será un viaje de 3 noches espero poder exprimirlo al máximo. Si hay algo que me gusta de los viajes es también todo lo que precede, el reservar los vuelos, buscar alojamiento, organizar los horarios de la ida y la vuelta.

Este blog nació con la idea de reflejar no sólo aspectos de mi trabajo, si no también de poder compartir algunas experiencias, y si bien es cierto que no suelo viajar prácticamente nada, son experiencias que me gusta compartir. Si te interesa una entrada sobre como he organizado el viaje, házmelo saber y la prepararé con todo el cariño.

 

8 TIPS PARA TRABAJAR DESDE CASA

8 TIPS PARA TRABAJAR DESDE CASA

Bienvenid@ a la primera entrada del año que son estos 8 consejos para trabajar desde casa.

Ya tenía ganas de volver con el blog, de volver a retomar la rutina y tener mis días más organizados después de tantos días intermitentes de fiestas. Y que mejor post de los que ya tengo pensados para este 2019 que uno que ayude con la motivación y la organización a los que como yo trabajáis desde casa.

Esta vez además me he aventurado a realizar una infografía que os invito a compartir e imprimir para poner en vuestro espacio de trabajo, sentíos libres de descargar la imagen en vuestro ordenador, para poder mirarla esos días en los que  se te empieza a ir todo de las manos… que sabéis que los tenemos (aquí me río internamente porque esos días en los que falla algo al final del día te das cuenta de que el efecto dominó ha podido contigo, pero no pasa nada, mañana será otro día).

Aquí te desgrano las claves y las llaves que a mi me mantienen en la cuerda floja, que a veces es trabajar en casa, sin caer.

1- Tener un espacio de trabajo

Antes incluso de trabajar en casa yo ya tenía un espacio que dedico a trabajar, también lo dedico a otras cosas pero la mesa de trabajo, mi silla y mi ordenador colocados estratégicamente al lado de una ventana son “mi lugar”. Son el sitio dónde cuando estoy sentada todo lo demás se esfuma, porque me lleva a la concentración, es como te cuento en la infografía, un espacio tranquilo, cómodo, iluminado y con el mobiliario adecuado. Además tengo alrededor todo lo que necesito para desarrollar mi trabajo sin tener que moverme a otra habitación.

 

Mi espacio de trabajo

2- Jamás trabajar en pijama

Esta reconozco que a veces no la he cumplido, días en los que tienes tanto trabajo que lo que más quieres es levantarte y ponerte directamente a trabajar, pasas 12 horas sin parar más que para ir a la cocina a por algo de comer y seguir trabajando sin parar mientras comes delante del ordenador. Esos días acabaron para mi, a veces desayunaba mientras iba abriendo el correo, pero ahora ya no, desayuno tranquilamente, me visto y me arreglo como para salir a trabajar… bueno, un poco más cómoda y aunque en zapatillas, vestida como si tuviese que salir en cualquier momento de casa, incluso me maquillo un poco, me hace sentir que estoy más en “el papel”. Me levanto un poco antes e incluso antes de trabajar recojo un poco la casa y hago la cama, para que nada me llame o me distraiga.

 

3 y 4 Establecer un horario y planificar las tareas del día

En mi caso no es complicado, trabajo para una empresa de 10 a 14 y aunque a veces empiezo a las 9, para poder distribuirme un poco mejor el tiempo, estoy completamente disponible y conectada para cualquier tarea que me puedan enviar. Además trabajo por mi cuenta y dedico tiempo al blog, para esto me ayudo de un organizador semanal que tenéis en mi página de descargas. Con el me organizo las tareas semanales el lunes a primera hora, no siempre lo sigo a rajatabla, pero me ayuda a no dejarme nada sin hacer y si puedo “arañar” tiempo de mi jornada y hacer algo más de lunes a jueves, los viernes por la mañana puedo dedicarlos a tareas del blog, trabajo freelance, reuniones con clientes … o si no tengo nada pendiente ir al centro a tomarme un café.

5- Programar los descansos

Así como programo mis tareas del día, programo mis descansos, intento hacer un parón a media mañana y tomar un vaso de agua, un te o algo de comer, es importante levantarse del asiento, ya que al trabajar en casa no interactuamos con nadie, nada nos llama a levantarnos, pero hay que hacerlo, muchas veces después de 5 horas seguidas sentada trabajando me he intentado levantar y como yo digo… me dolía hasta el alma, necesitas estirarte y hacer 5 minutos de descanso visual cada hora para poder trabajar mejor.

6- Evitar distracciones

En casa las distracciones se multiplican, tareas del hogar, una mosca que pasa, ¿qué voy a comer hoy?… y, no es mi caso, pero si tienes hijos o familiares que no entienden que trabajar en casa es trabajar igual… las distracciones se multiplican por mil. Incluso gente que no vive contigo, pero que piensa que por trabajar en casa estás disponible a cualquier hora del día. Debes hacerles entender que aunque estás en casa estás trabajando, que hay un horario en el que debes dedicarte a las tareas laborales y que después puedes atenderles. Y tu debes ser fuerte y seguir tu horario lo mejor posible y dentro de la flexibilidad que te puede dar el trabajar en casa no dejarte llevar.

7- No perder la motivación

Muchos días te levantarás sin ganas, y al no tener que salir de casa, el estar sólo/a frente al ordenador, aún te costará más ponerte a trabajar que si tuvieses que ir a una oficina, cualquier cosa te distraerá, levantarte de la cama seá una odisea… NO DESESPERES, nos ha pasado a todo/as, recuerda que te gusta tu trabajo, que trabajar desde casa es un privilegio. Valora y premia tu trabajo. Estar motivado es una cuestión de actitud.

8- Tomar tiempo libre

La más importante de todas, no te conviertas en una persona adicta al trabajo que no sabe tomarse un tiempo para si misma, me ha pasado, me sigue pasando pero trabajo en ello cada día. Organizo mi tiempo libre y lo que voy a hacer en el, igual que organizo mi jornada laboral, ya sean actividades que hago fuera de casa, como en casa. En mi caso ensayo con el grupo lunes y jueves, esos días son sagrados, salvo en caso de fuerza mayor ese día salgo, cojo el coche, con o sin ganas y me voy al local de ensayo. Es necesario interactuar con gente.

También me tomo mi tiempo para hacer algo de ejercicio, en estos momentos lo que hago es salir a caminar al menos un par de días por semana y hago yoga, ahora el yoga lo he empezado a hacer todos los días con unos vídeos de youtube que me recomendó Marina de Luna (os dejo aquí su web) y también os dejo en enlace a la web de Adriene Louise a la que os recomiendo si tenéis un nivel de inglés medio alto, además de yoga practicaréis inglés (me río yo sola, es un dos en uno, nada que me guste más a mi que poder hacer dos cosas a la vez)

Creo que me he extendido mucho en el post, así que si has llegado hasta aquí leyendo te doy las gracias, espero que te haya gustado y que lo compartas con aquellos que conozcas que también trabajan sólos desde casa.

 

Pin It on Pinterest

1
Hola!
En qué puedo ayudarte?
Powered by