¿QUÉ ES EL HOSTING DE UNA WEB?

Web Hosting es el servicio que provee el espacio en Internet para los sitios web. Si deseas crear tu página web y que otros puedan visitarla, vas a necesitar publicar o “subir” los archivos de tu sitio (texto e imágenes) a un servicio de web hosting.

¿Qué significa “hosting”? En español, muchas veces se lo refiere como “alojamiento web” (si bien la palabra inglesa es mucho más empleada globalmente).

Cuando te registras en un servicio de hosting, básicamente alquilas un espacio en un servidor donde puedes almacenar todos los archivos y datos necesarios para que tu sitio web funcione correctamente.

Un servidor es una computadora física que funciona ininterrumpidamente para que tu sitio web esté disponible todo el tiempo para cualquier persona que quiera verlo. Tu proveedor de hosting es el responsable de mantener el servidor en funcionamiento, protegerlo de ataques maliciosos y transferir tu contenido (texto, imágenes, archivos)desde el servidor a los navegadores de tus visitantes.

Personalmente siempre trabajo con DINAHOSTING, tienen buen precio y un servicio de atención al cliente excelente 24/7. Si quieres comprar tu hosting (y reservar tu dominio) con ellos directamente puedes hacerlo en el botón que te dejo aquí debajo. Entra en su web y pincha en Hosting en el menú, te llevará a la página dónde podrás ver todas las opciones que tienen disponibles. O si prefieres puedes ponerte en contacto conmigo y pedirme presupuesto para que yo me encargue de todo y cree tu página web desde cero.

 

¿Ya te has planteado que necesitas una web para tu negocio y ahora estás buscando a alguien que te ayude a desarrollarla? Ponte en contacto conmigo y junt@s veremos qué es lo que realmente necesitas.

¿QUÉ ES EL DOMINIO DE MI WEB?

El dominio web de tu sitio web es esencialmente el equivalente a una dirección física. De la misma manera que un satélite necesita una dirección o un código postal para dar direcciones, un navegador web necesita un nombre de dominio para dirigirte a un sitio web.

Un dominio de internet se forma a partir de dos elementos principales. Por ejemplo, el nombre de dominio Facebook.com consiste del nombre del sitio web (Facebook) y la extensión del dominio (.com). Cuando una empresa (o una persona) compra un dominio web, puede especificar a qué servidor apunta el nombre de dominio.

Los registros de nombres de dominios son supervisados ​​por una organización llamada ICANN (Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados, por sus siglas en inglés). ICANN especifica qué extensiones de dominios están disponibles y mantiene una base de datos centralizada de dónde apuntan los dominios web.

Personalmente siempre trabajo con DINAHOSTING, tienen buen precio y un servicio de atención al cliente excelente 24/7. Si quieres reservar tu dominio (y tu hosting) con ellos directamente puedes hacerlo en el botón que te dejo aquí debajo. Entra en su web y pincha en Dominios en el menú, te llevará a la página dónde podrás ver si tu dominio está disponible y si es así podrás comprarlo directamente.

 

¿Ya te has planteado que necesitas una web para tu negocio y ahora estás buscando a alguien que te ayude a desarrollarla? Ponte en contacto conmigo y junt@s veremos qué es lo que realmente necesitas.

¿CUANTO CUESTA UNA PÁGINA WEB?

Constantemente me llega esta pregunta, sobre todo a través de mis redes sociales: ¿Cuánto cuesta una página web?

Y la respuesta no se ciñe a una cantidad de dinero concreta, no todas las web son iguales, no todas llevan el mismo trabajo y, sobre todo, no todos los clientes necesitan lo mismo. Por eso yo elaboro mis presupuestos de forma totalmente personalizada, viendo primero qué es lo qué quiere el cliente, qué es lo que necesita y qué es lo que queremos conseguir con esa página web.

Te llegará publicidad de muchas empresas, sobre todo a través de anuncios en redes sociales, que te dan un precio muy bajo por diseñarte y poner en marcha tu web. Una vez que entras en algunas de esas publicidades descubres que ese precio es un precio standard, al que luego añades un precio mensual por la web, por el hosting y el dominio, suelen ser páginas muy homogéneas ya que trabajan con plantillas predeterminadas, si quieres añadir funcionalidades, SEO, plugins especiales, etc. ese precio va aumentando y al final no es tan barato como te lo pintaban en el anuncio.

 

 

¿Ya te has planteado que necesitas una web para tu negocio y ahora estás buscando a alguien que te ayude a desarrollarla? Ponte en contacto conmigo y junt@s veremos qué es lo que realmente necesitas.

¿QUE SON LOS CONTENIDOS DE LA WEB?

Cuando hablo de contenidos, me refiero no sólo a los textos, si no también a las imágenes, las redes sociales que quieres integrar, que métodos de contacto quieres incluir para que tus clientes puedan llegar a ti, si vas a incluir un blog, si vas a enseñar parte o todos tus productos… se pueden incluir vídeos, archivos descargables, un sin fin de cosas que hay que concretar antes de pasar a la acción.

El contenido dependerá directamente de la temática de la Web. La mayoría de los usuarios que acuden a un sitio Web lo hacen en búsqueda de información, así que orientaremos los contenidos a informar lo mejor posible a nuestros usuarios/clientes.

La información puede presentarse en forma de: Texto, imágenes. vídeo o audio.

Es muy importante tener en cuenta que el navegante pasa de página en página Web a ritmo de clic del ratón, y generalmente pasa poco tiempo en una misma página. Por ello no abusaremos, a no ser de suma importancia, de la información en forma de texto y si daremos mucha importancia a lo visual, no sólo a lo que a imágenes se refiere, si no también a la manera de presentar los textos en el diseño de la web.

La información debe ser significativa, y útil, el lenguaje utilizado para brindar información en internet debe ser sobrio, conciso y concreto.

Todo lo que se hace contribuye a formar la imagen que tiene el público de nuestra marca, servicio o producto.

Los textos deben ser cortos, legibles, concisos y con jerarquía.

Las imágenes, vídeos o audios deben ser de calidad, deben ser el reflejo de la credibilidad del servicio o producto.

Los contenidos deben tener la suficiente calidad como para proporcionar al visitante la idea de que lo que busca se encuentra en ese sitio.

La visión global nos ayudará a organizar la información de un sitio Web y a especificar el esquema y la estructura de la organización.

Un esquema nos ayudará a agrupar los distintos contenidos a incluir y la estructura definirá la relación entre esos distintos contenidos. Este esquema deberá incluir todos los frentes que queramos abordar en la web, o que creamos que deben incluirse, más adelante pasaremos a organizar para poder excluir lo que no sea relevante.

Ya te has planteado que necesitas una web para tu negocio y ahora estás buscando a alguien que te ayude a desarrollarla, desde el diseño gráfico necesario hasta el producto final.

En este artículo del blog te explicaba la importancia de planificar bien tu web y los puntos fundamentales, te recomiendo que lo leas, pues puede resultarte de ayuda.  LEER

MI PROCESO DE TRABAJO WEB

Aquí te cuento como trabajo con mis clientes para que el resultado sea lo que necesitan para su proyecto o negocio. Si te estás planteando contratar mi servicio de diseño y desarrollo web lee anténtamente. Y… si te queda alguna duda, ponte en contacto conmigo!

1. CONTACTO

Una vez te pongas en contacto conmigo hablaremos bien por mail o teléfono sobre que es lo que necesitas en tu web, que es lo que te gustaría obtener de ella y que quieres que refleje. Si es necesario fijaremos una reunión para verlo con más detalle.

2. REUNIÓN PREVIA

Me dará una visión más clara de lo que necesitas, no solo en cuanto a volumen de contenidos, si no también funcionalidades de la web, que plugins específicos habrá que incorporar y muchas cosas más.

3. PRESUPUESTO WEB

Con toda la información recopilada,  el paso siguiente será darte un presupuesto. Lo elaboro en base a todo lo que necesitarás para que la web sea exactamente como tu quieres. Yo trabajo con el CMS de WordPress y utilizo el constructor profesional DIVI, esta combinación consigue grandes resultados.

Hay que tener en cuenta que en ocasiones ciertas funcionalidades que hayas visto en otras web, sobre todo de grandes empresas, puede que sean resultado de un software o programación personalizados desarrollados por un programador. En este caso yo te indicaré que si y que no podemos hacer y te daré la mejor solución.

4. DISEÑO WEB

Una vez aceptado el presupuesto pasaré a crear una estructura, un esqueleto de lo que será tu página y darle forma con los contenidos que me hayas facilitado o bien crearé los contenidos necesarios, tanto textos como imágenes (esto también lo comentaríamos con antelación, y formaría parte del presupuesto)

El diseño se adaptará a tu imagen de marca, si no tienes, podemos crear una (que incluiría en el presupuesto). Una vez desarrollado el layout de tu web nos reuniremos de nuevo en persona u online para ver juntos cómo va a quedar la web, si hay que hacer algún cambio, si hay que quitar o añadir algo, etc.

5. DESARROLLO WEB

Una vez cerrado el diseño paso a la fase de desarrollo, en la que construiré tu web según lo acordado. Revisaré y prestaré especial atención a que el diseño se vea correctamente tanto en escritorio, en el ordenador, como en dispositivos móviles.

6. REVISIÓN

Cuando finalice la construcción de la web te indicaré que revises que todo funciona, que los botones van dónde deben ir y abren lo que deben abrir, comprobaremos que los formularios funcionan correctamente, que las imágenes y textos están bien colocados.

Tu web estará terminada y lista para que la compartas en tus redes sociales o dónde tu quieras!

 

 

Ya te has planteado que necesitas una web para tu negocio y ahora estás buscando a alguien que te ayude a desarrollarla, desde el diseño gráfico necesario hasta el producto final, ponte en contacto conmigo y estudiaré tu proyecto como si fuese el mío propio.

En este artículo del blog te explicaba la importancia de planificar bien tu web y los puntos fundamentales, te recomiendo que lo leas, pues puede resultarte de ayuda.  LEER