OBJETIVOS Y ESTRATEGIA PARA EMPRENDEDORES

ESTRATEGIA DE SOCIAL MEDIA, Redes Sociales

Las empresas que triunfan no son las que ofrecen el mejor producto o servicio, sino las que mejor dan a conocer su negocio

Un gran producto o servicio, por sí solos, no garantizan el éxito, también tienes que llegar a tu público bien a través de una web, de tus redes sociales o de ambas en combinación.

Tus objetivos como emprendedor definen y especifican tus metas a alcanzar para negocio y te sirven como guía para desarrollar tus estrategias de organización y mercado.

Como cualquier empresa debes fijar una serie de objetivos como referencia para llegar a alcanzar los valores y resultados que deseas cumplir, siempre en un plazo de tiempo especificado.

Existen muchos tipos de objetivos en función del tipo de meta que se quiera conseguir. Pueden ser objetivos de crecimiento y desarrollo, de estándar de calidad para ofrecer mejores productos a los clientes, objetivos de protección al medio ambiente, objetivos sociales etcétera.

Cuanto más definidos sean tus objetivos, más probabilidades tendrás de mejorar los procesos y lograrlos en primer lugar.

¿Cómo deben ser los objetivos?

El término SMART define a la perfección las características de los objetivos: específico, medible, práctico, realista y medible en el tiempo.

Y es que, una de las características más importantes de los objetivos medibles es la temporalidad. De nada te sirve establecer un objetivo si no lo ejecutas en un plazo de tiempo determinado.

No obstante, también es importante asegurarse de que los objetivos planteados sean siempre prácticos y específicos. Así, a través de establecer una serie de métricas se podrá valorar el progreso y reconocer cuando los esfuerzos del equipo están siendo favorables para alcanzar la meta propuesta.

El realismo es otro factor a tener en cuenta a la hora de definir los objetivos de una empresa. Una vez se estima su nivel de proyección, se puede pasar a establecer metas prácticas en base a esa tendencia. De nada sirve fijar objetivos inalcanzables que desmoralizarán al equipo e impedirán alcanzar buenos resultados.

Márcate una estrategia como herramienta fundamental para llegar a tu objetivo.

La estrategia es el sistema que establece el propósito de tu negocio, tus objetivos a largo plazo, tus planes de acción y prioridades en la asignación de los recursos. Tener una estrategia online es fundamental, necesitas estar presente en Internet y necesitas hacer las cosas bien, empezando por tu imagen de marca, tu web y tus redes sociales.

  • Paso 1. Define unos objetivos SMART.
  • Paso 2. Conoce a tu audiencia.
  • Paso 3. Analiza tu competencia.
  • Paso 4. Diferénciate: una estrategia de contenidos original.
  • Paso 5. Planifica.

Si tenemos un buen producto, pero los demás lo desconocen, significa que no hemos avanzado nada. 

Los primeros clientes se puede buscar entre tus amigos y conocidos. Pero después ¿qué? El segundo paso es dar a conocer tu producto online, en tu web y en tus redes sociales. La mecánica es similar: informar a la red más cercana de contactos en qué consiste el negocio e invitar a usarlo. A partir de aquí, tus actualizaciones en la web, el envío de newsletter, los blogs, un buen posicionamiento en Internet y el uso de las redes sociales irán ampliando tu espectro de clientes.

Genera confianza a tu cliente y sin dudas él te elegirá 

El miedo y la falta de conocimiento son los peores enemigos a la hora de que una agencia pueda generar nuevos clientes, y más cuando éstos no tienen referencias ni conocimiento en la materia.

BÁSICOS PARA ESTABLECER EL VÍNCULO

  • Genera confianza: El que estés pendiente de tu cliente y que te pueda encontrar sin problemas genera mucha confianza. El hecho de que pueda localizarte a través de la web, o espacios sociales como Facebook o Instagram serán puntos a tu favor.
  • Clientes satisfechos: Nadie quiere ser el primero en probar, recuerda que las referencias buenas y malas dirán mucho sobre ti. La mejor publicidad es el boca-oreja. Y en estos momentos ese boca-oreja se propaga muchos más fácilmente y rápido a través de tus redes sociales.
  • Trato y atención: El ser empático y entender las necesidades de tus clientes es un punto primordial, el llevar una relación positiva puede ser el punto de inflexión para ganar a tu cliente potencial o perderlo en un segundo.

ALGUNAS COSAS MÁS QUE PUEDES HACER

  • Promociones: A todos nos encantan las rebajas, ofertas y promociones. Si aún no tienes clientes, ni referencias que puedan hablar por ti, crea promociones con las que ofrecer a tus clientes potenciales tu producto por tiempo limitado, o algunas pruebas de funcionalidad gratis. Esto les generará confianza, y sin duda reducirás sus miedos.
  • Garantías: El ofrecer garantías y que el cliente quede satisfecho con el uso del producto resulta ser un gancho que funciona. Ofertas como la devolución de la inversión o alguna gratificación, podrá ser motivo de que quiera utilizar tu producto.
  • Certificaciones: El tener certificados de tus productos hace que los nuevos clientes confíen en ti, son recomendaciones que te pueden generar mayor solidez ante tus clientes potenciales.